marketing para entrenadores

Cómo ser un buen entrenador personal en 2021

blog entrenador online marketing para entrenadores vivir del fitness Sep 08, 2021

Ser entrenador personal es una manera genial de ganarte la vida si te gusta el deporte y ayudar a las personas. 

Esta es una profesión en auge debido a que cada vez más personas han entendido que hacer ejercicio debe formar parte de sus hábitos diarios y que, para ello, lo mejor es contratar a un entrenador que les ayude. 

Ahora bien, existe una gran diferencia entre ser un entrenador personal del montón o ser un buen entrenador y eso es lo que vamos a explicarte en este artículo 

Para ser un buen entrenador personal, necesitas al menos cumplir con estos 3 apartados: 

  1. Tener la formación adecuada
  2. Conocer cuáles son tus valores y propósito
  3. Escoger la modalidad de trabajo (presencial, online o ambas) 

1. Formación para ser entrenador


Sea cual sea la modalidad de trabajo que escojas, necesitas una formación que te permita adquirir las habilidades necesarias para entrenar a esas personas. 

Por lo tanto, antes de iniciar tu carrera como entrenador necesitas tener una o varias de estas formaciones: 

  • Licenciatura en ciencias de la actividad física y el deporte
  • Grado en ciencias de la actividad física y el deporte
  • Técnico superior en animación de actividades físicas y deportivas.
  • Técnico Superior en enseñanza y animación Socio deportiva.
  • Curso especializado en entrenamiento personal que te permita trabajar en un marco legal.
  • Titulación en área sanitaria más curso de entrenador personal.

Para saber con exactitud qué formación necesitas en tu país, te recomendamos revisar la normativa vigente en el mismo. 

 

2. Conocer tu propósito y valores


Contrariamente a lo que muchas personas piensan, el negocio ideal es aquel que se adapta al tipo de vida que tú deseas y que te aporta todo lo que necesitas para que tú puedas vivir la vida en tus propios términos.

Como es obvio esto parte de un profundo conocimiento de uno mismo y de los valores y las prioridades que uno tiene, por eso te invitamos a reflexionar profundamente sobre 3 sencillas preguntas. 

  1. ¿Qué quieres en tu vida? Libertad, tiempo libre, dinero...
  2. ¿Cómo sería tu día perfecto? ¿A qué hora te gustaría levantarte?
  3. ¿Qué negocio te ayuda a tener todo esto? Ya sea libertad geográfica, de tiempo, etc.


El famoso libro de negocios de Simon Sinek 
"Empieza con el por qué: Cómo los grandes líderes motivan a actuar"  anima a los empresarios a abordar su negocio respondiendo a la gran pregunta: "¿Por qué?"

Al principio, dedicarás muchas horas, por lo que tener un "por qué" no solo te mantendrá motivado, sino que también hará que sea mucho más fácil vender tu servicio/ producto a potenciales clientes.

Una vez que hayas descubierto tu "por qué", podrás averiguar el "qué" y el "cómo". Sin embargo, como dice Simon, todo comienza con "por qué".

Aunque este ejercicio te parezca poco relevante, te ayudará a saber a qué tipo de personas quieres ayudar (definir a tu cliente ideal), cuánto dinero quieres para vivir o cómo quieres hacerlo, te recomendamos dedicar al menos 5 minutos a pensar en ello. 

 

3. Escoger la modalidad de trabajo. 


Esta es una decisión que dependerá de cómo quieras enfocar tu futuro profesional y de cuáles sean tus prioridades en la vida.

Si bien has de saber, que cuando estás iniciándote en tu carrera como entrenador lo más importante es empezar a coger experiencia con clientes. 

Al acabar tu formación, se te presentan varias alternativas: ser trabajador asalariado en un centro de entrenamiento o en un gimnasio comercial, montar tu propio centro de entrenamiento personal u ofrecer entrenamiento online, entre otras.

En la siguiente tabla, evaluamos de manera general los pros y contras de cada una de estas opciones:



Si no conoces algunos términos no te preocupes, vamos a desglosar la tabla paso a paso: 


Salario. 

  • Un entrenador personal que trabaja como asalariado para un tercero a jornada completa en España, puede ganar entre 800-1400€ (aproximadamente), dependiendo de las horas que haga y el lugar en el que trabaje.

  • Un entrenador personal que tiene un centro de entrenamiento propio puede ganar alrededor de 2000 o 4000€ al mes trabajando a jornada completa (una vez que haya recuperado la inversión).

    Obviamente, a mayor inversión mayor capacidad para generar ingresos, ya sea trabajando con más clientes o contratando a un tercero.

  • Un entrenador personal online que trabaja por cuenta propia a tiempo completo puede ganar entre 2000 y 6.000 € una vez que ha establecido su marca personal.

    Queremos aclarar que esto no ocurre en dos días, pero a nivel online la capacidad de generar ingresos es muy grande, incluso llegando a pasar los 6000 € al mes si se ofrece un buen servicio, se tiene equipo o una comunidad fiel.


Curva de aprendizaje. 

  • Si trabajas en un gimnasio, normalmente existe una persona que te explica cómo se hacen las cosas, tienes compañeros en los que fijarte para perfeccionar tu trabajo o incluso puedes pedirles ayuda si no sabes cómo entrenar a un cliente.

  • En el mundo online las cosas son un poco más complejas, ya que te encuentras casi siempre solo y desarrollando unas habilidades que, por desgracia, no se enseñan en la carrera.

Ser un buen entrenador en cualquier de las 2 modalidades requiere tiempo, la diferencia es que en el mundo presencial, las cosas suelen ser más sencillas. 

 

Libertad geográfico-temporal.



  • Si trabajas de manera presencial, es probable que tu tiempo libre o capacidad para viajar dependa de la agenda del cliente.

    Cancelaciones, cambios de horas, o una maratón de entrenamientos seguidos suelen ser la tónica habitual en un modelo de trabajo así.

  • Si trabajas de manera online, eres tú quien escoge cuándo trabaja y desde dónde lo hace.

    No nos engañemos, esto no significa que puedas irte a las Bahamas a enviar planificaciones a tus clientes, simplemente que puedes organizar mejor tu tiempo para viajar, entrenar o ver a tu familia.

Si como a nosotros te gusta la libertad, ya sea para entrenar, viajar o pasar tiempo con tus amigos o familia, un negocio online te permitirá hacerlo de una manera más sencilla que el presencial. 

 

Seguridad económica: 

  • Si trabajas como entrenador presencial para un tercero vas a tener un sueldo seguro a final de mes, el problema es que solo tienes un pagador (tu jefe), y en el momento en el que decida prescindir de ti, te quedarás sin trabajo. 

    Además, si dependes de una única persona para cobrar, esta podrá ejercer más poder sobre ti del que te gustaría (cambios de horarios, horas extra mal pagadas, malas condiciones laborales, etc.)

  • Si trabajas como entrenador presencial por cuenta propia es probable que no sepas de manera exacta cuánto vas a cobrar a final de mes, pero al depender tu sueldo de varios clientes no te verás obligado a soportar malas condiciones de trabajo, ya que eres tú quien decide con quién trabajar y cuándo. 

    El problema es que tienes una sola fuente de ingresos (tus clientes presenciales) tu economía puede verse afectada en meses como agosto o situaciones como el Covid-19.

  • Si trabajas como entrenador online, no tendrás una nómina fija a final de mes (igual que ocurría en el modelo presencial por cuenta propia), pero sigues dependiendo únicamente de ti para poder generar ingresos. 

    Además, el modelo online te permite diversificar tu negocio, ya que puedes crear diferentes servicios o productos que no dependan únicamente de tu tiempo, logrando así un negocio más estable. 

  

Resumen y consejos finales: 

  1. Sea cual sea el modelo de negocio que quieras llevar a cabo, necesitas tener la formación adecuada para ejercer. 

  2. Cada modelo tiene sus pros y sus contras, si no te gusta emprender trabajar para un tercero puede ser una buena opción, pero trabajar por cuenta propia y crear un modelo de negocio que te permita vivir la vida que te gusta no tiene precio. 

  3. En términos de estabilidad económica, un modelo online o combinación de ambos (presencial y online), es el que te permite tener mayor seguridad. 

  4. Si sientes que tu trabajo tiene un valor más allá del económico, el modelo online te permite ayudar a más personas al mismo tiempo, generando así un impacto mayor en la sociedad. 

  5. Si te gusta tener tiempo para viajar y no vivir atado a la agenda de un cliente o lugar físico, el modelo online es una opción genial para ello, pero esto no significa que no debas trabajar, hay que hacerlo y mucho para poder vivir de ello. 

  6. Para aprender más sobre cómo ser un buen entrenador y cuál es el modelo de negocio que deberías escoger, te recomendamos los episodios 2 y 41 de nuestro podcast.

 



Únete a la newsletter "Los secretos del entrenador online" y recibe cada lunes los mejores consejos, herramientas y estrategias para vivir del entrenamiento online.

¿Te ha parecido interesante este artículo o tienes alguna duda? 

Ahora puedes compartirlo con quien creas que pueda ayudarle o preguntarnos lo que necesites.